Eliacer Cansino

Una cámara fotográfica


 

Man Ray: Desnudo

 


 

Fue en el 72 cuando por primera vez aparecieron aquellas imágenes anómalas en los negativos. Escenas superpuestas que no pudo explicar. Con el tiempo volvieron a repetirse. No con mucha asiduidad, puesto que no era un gran aficionado a hacer fotos, pero en las últimas que hiciera la imagen inesperada era tan nítida que comenzó a inquietarse. Se trataba de instantáneas de los mismos sujetos que había retratado, pero siempre en situaciones distintas y en un tiempo presumiblemente posterior, a juzgar por los rasgos físicos de los mismos.

Fue ese envejecimiento de los protagonistas lo que le hizo pensar que fotografiaba el futuro y pudo confirmarlo con certeza cuando advirtió que la estatua recién instalada en aquella plaza aparecía ya insinuada en una foto suya de hacía seis años.

Por eso tuvo una desconcertante sensación, casi de vergüenza, cuando la nueva imagen fue fijándose en el papel y superpuesta a la figura de su mejor amigo, del brazo de su esposa en el día de la boda, aparecía la suya con la joven recién casada desnuda entre sus brazos.

 


 

Cabecera

Portada

Índice