Agustín María García López

Intermezzo (IV)

 

Hugo Pratt: Corto Maltés

 


VARIACIONES SOBRE UN TEMA SEVILLANO

		
		¡Hace ya tantos años!

			Ricardo Molina


De los álamos vengo, madre,
de ver cómo los menea el aire.

De los álamos vengo, madre,
de ver cómo los aquieta el aire.

De los álamos de Sevilla
de ver a mi linda amiga.

De los álamos de Sevilla
de buscar a mi linda amiga.

De los álamos vengo, madre,               
de ver cómo los menea el aire.

De los álamos vengo, madre,
de ver cómo los humilla el aire.

Habla el Corto Maltés:


Tutti frutti

Tú, de cara a la tarde, bajo la parra hermana, sonríes al paisaje, lo bordas y lo cantas. Huyen entre dos luces, añiles y acordadas, las agujas del viento por flores desmayadas...

Al filo de la noche, con tus manos lavadas, la luna de azabache la abres y la desgajas: gajos de mandarina en almíbar süave...; buscando su asidero, disputa un gorrioncillo.

Tu cuerpo es un poemario en verso alejandrino.


[Dicen que el desierto deseaba a Bethmoora...

Escampa. Y, mientras tanto, bordas el arcoiris. Todo alienta con todo. Y se sostiene. Desfilan inocentes los cubos de colores. Tan sólo tus pestañas enrejan y cautivan la flor de la mañana. Lejos quedan, borrados, los cercos que nos cercan y cercaron. Hacemos abstracción de los paréntesis que intentan enmarcar la maravilla. No les damos cuartel. Y sonreímos. Abandonados a la flor de oro.

...Ningún centinela vigila las almenadas murallas de Bethmoora; ningún enemigo las asalta.- Lord Dunsany]


 

Cabecera

Portada

Índice