Atilano Sevillano

Minificciones

 

Carl Offterdinger: Cenicienta

 


 

LÁZARO & CÍA

Un erudito de Trieste, especialista en letras sefardíes, ha anunciado el hallazgo de un libro oculto, una vieja novela de un rabino segoviano de nombre Isaq ibn'Absrá que nadie antes había mencionado en ninguna historia literaria antigua de las muchas que circulan sobre el mundo hebreo. La novela cuenta que Lázaro se despertó sobresaltado porque le ordenaron "levántate y camina" precisamente a la hora de la siesta.


 

FE AFÁSICA

A doña Fe le habían asegurado que la recóndita y sacra Imagen le devolvería el movimiento a su pierna derecha paralizada. ¡Qué no conseguirá la fe! Entró temblando en la misteriosa cueva y fue tan intensa su emoción que enmudeció para el resto de sus días. De la pierna no sanó porque era incurable.


 

EL ÁNGEL

—Me marcho. Ni siquiera les diré que los dejo. No soy un ángel caído, un ángel exterminador, pero tampoco un mensajero o agente secreto de Dios. Bajaré ahí y me mezclaré entre ellos. Seré sólo un simple mortal. Ya encontraré a alguien que me extirpe las alas y mi androginismo pasará desapercibido.


 

EL BAILE

Se hicieron las doce, la una, las dos. A las seis de la mañana el príncipe heredero, ya muy desganado echa una última mirada a su rólex y deja de juguetear con su móvil. Pierde su soberana serenidad, apura su último café expreso, da por terminado el baile de postín, hace callar la orquesta y apagar las lámparas que iluminaban el salón de los espejos. Se desembaraza de su máscara y admite el fracaso en su intento de encontrar su media naranja. Un año más tarde, el príncipe ya se había instalado en el País de las Maravillas y vivía con un apuesto joven extranjero.


 

CENICIENTA

Miss, mademoiselle, fräulein, signorina, señorita no se pierda la oportunidad de su vida. Por sólo doscientos cincuenta euros pruébese el anillo encantado. Si le sienta como un guante envíe inmediatamente: "Cenicienta al 666" y, al instante el príncipe le enviará la limusina con su chofer. Pero no fue así, en su lugar apareció un vehículo con el rótulo "Taxi gratis". El hecho provocó en la destinataria una cierta inquietud, la desconfianza naïf del crédulo.


 

Cabecera

Portada

Índice